Cómo enseñar educación vial a los niños

CTC Callao
noviembre 10, 2020

A través de juegos, competiciones o respondiendo a sus preguntas más curiosas podemos enseñar educación vial a los niños.

¿Cuándo se puede cruzar la calle? ¿Qué debo hacer frente a un semáforo en rojo o un paso de peatones? Son nociones que los adultos damos por sentadas, pero el cumplimiento del código de circulación es algo muy importante, que puede ser aún más útil si se aprende de niños. A continuación te damos algunos consejos útiles para enseñar educación vial a los niños.

Con los consejos que te vamos a ofrecer a continuación, podremos que los niños estén más atentos y que sean además más responsables y conscientes de los peligros de los coches y también de cómo cumplir las reglas y normas de educación vial pueden evitar muchos accidentes.

Seguramente ya te habrá pasado que la curiosidad innata de tus hijos, les habrá llevado a preguntarte qué significan los colores del semáforo, o porqué nos ponemos el cinturón de seguridad cuando estamos en el coche, de modo que aprovechemos todas esas preguntas y también todos los paseos que hagamos mientras caminamos o vamos en coche para enseñar a los niños las reglas o normas básicas de educación vial, que por otro lado también aprenderán en la escuela.

Enseñar las señales de tráfico

Mientras caminamos por el barrio, podemos detenernos frente a todas los señales con tus hijos e invítalos a observar la forma, el color y la imagen que se representa, explicando su significado. En las próximas salidas en coche, compite para ver quién podrá ver más señales, dándoles un punto extra si también recuerdan el significado.

Incluso en casa puedes divertirte de esta manera, preparando carteles de las distintas señales que hemos visto durante el día e invitando a tus hijos a colorearlos del color adecuado. Al principio seguro que no los recordarán, así que puedes ayudarlos mostrándoles algunas fotos y estimularlos a que observen con atención y tengan más cuidado la próxima vez que salgas, pero con el tiempo verás que no mostrarán ninguna dificultad.

Se un buen ejemplo cuando vayas en coche

No olvides que eres responsable de tus hijos y tu ejemplo es fundamental si quieres que aprendan correctamente las normas de tránsito . A los niños les encanta imitar el comportamiento de los adultos, especialmente los adultos de referencia que son los padres, por lo que si les dices que sigan ciertas reglas y luego eres el primero en romperlas, corres el riesgo de confundir sus ideas.

Por costumbre, prisa y demasiada seguridad, a veces cuando caminamos por la calle o estamos conduciendo nos olvidamos de seguir las buenas reglas de educación vial que con tanta precisión hemos enseñado a nuestros hijos. Debes evitar por ejemplo no saltarte un paso de peatones si vas en coche, o no cruzar en rojo si vas andando y más si son los niños los que te acompañan.

Educación vial sobre la bici

Si a tus hijos les gusta salir a pasear en bici, podemos aprovechar para enseñarles también las principales normas de educación vial ya que habrá tramos en los que deberemos ir por carretera, de modo que pueden aprender a respetar siempre todas las señales de tráfico, entender qué significa y a circular también, por el carril bici.

Las reglas al ir a pie

Es muy importante también, que los niños sepan que existen una serie de reglas básicas a la hora de ir a pie, como el hecho de que siempre deben ir por la acera y mirando bien los semáforos, para solo cruzar en verde no sin antes mirar a ambos lados de la carretera.

Para que aprendan bien el semáforo, deben saber que rojo significa permanecer parado en la acera, amarillo significa que puedes cruzar aunque debes hacerlo asegurándote bien que no pasan coches y muy rápido, mientras que el verde significa que puedes cruzar sin problemas. En cualquier caso, antes de cruzar no debes olvidar nunca, ni siquiera en un semáforo en verde, comprobar que no hay coches ni bicicletas u otros vehículos por la derecha o la izquierda, solo para estar más seguro.

Recurre a las nuevas tecnologías y a los libros

Por último, aprovechemos las nuevas tecnologías descargando las aplicaciones dedicadas al tema que nos servirán para concienciar a los niños sobre el tema de la seguridad vial . Con imágenes divertidas y actividades lúdicas, hasta los más pequeños aprenderán a convertirse en peatones o ciclistas responsables y atentos.

También en la web es posible encontrar multitud de propuestas de juegos relacionados con el código de circulación: desde los más sencillos, que invitan a los niños a colorear las principales señales de tráfico, hasta los más complejos, gracias a los cuales los mayores pueden comprobar su conocimiento de las reglas en carretera o incluso un libro puede ser un soporte válido para contar las normas viales de forma fácil e inmediata.

Noticias Relacionadas